martes, 11 de agosto de 2009

HACIENDO EL PERRO EN EL TRABAJO


Después de dos semanas de vacaciones he vuelto al curro y tras dos días currando he descubierto que necesito vacaciones... Y es una necesidad, no un antojito tonto. Pero me tendré que conformar porque poco puedo hacer al respecto. Bueno, esperar que llegue pronto septiembre para estar otra semanita de relax.

Además he vuelto al curro y me he encontrado con la sorpresa (que tampoco me ha sorprendido tanto) que pese a que no se podía coincidir en fechas de vacaciones dos compañeras están de vacaciones. Así que me he quedado una semana con los jefes (la peor pesadilla de mucha gente) pero por lo menos no están siendo muy porculeros (el que más lo es apenas aparece y la otra no suele rechistar mucho). Así que he decidido esta semana tomármela de relax. Sí, estaré currando, haciendo que hago algo, cuando en realidad no hago nada... Y es que no me apetece trabajar. Mi objetivo es hacer el perro todo lo que pueda y más y así no deprimirme ante la situación que de por sí es bastante penosa, y más cuando esta semana me gusta estar de vacaciones...

Y según estaba escribiendo todo esto (porque me apetecía desahogarme y para matar el tiempo) me he acordado de esta canción tan acorde. Que ustedes la disfruten.

Llegas tarde