martes, 12 de noviembre de 2013

DESTROZANDO BANDERAS

Según nuestra legislación destrozar una bandera es delito. Eso es algo que la mayoría de la gente sabe, aunque tampoco indaga cuál es la pena por ello. De hecho muchos lo sabemos porque alguna vez han dado una noticia de "detenidas X personas por destrozar banderas".

Este verano he estado en alguna localidad que celebraba encierros taurinos por las calles de la localidad, o simplemente en la plaza, y suelta de vaquillas. Pues me sorprendió ver la cantidad de gente que portaba una bandera, cada vez más, para hacer con ella de improvisado capote. Cierto es que la bandera con un toro no es la legal de España. Una persona me llegó a argumentar que si no es con el escudo (sólo la bandera con las tres franjas rojas y amarilla) no es la oficial, y por lo tanto tenía la consideración de trapo. Pero sí que llegué a ver alguna con el escudo oficial.

La guardia civil, por supuesto que estaba allí, al menos físicamente (no sé si en alma también), anotando supuestamente todas las "incidencias" del evento. Escribir, al menos escribía, aunque claro, no puedo asegurar si eso, o una carta de amor, o haciendo la lista de la compra... Seamos bien pensados y digamos que cumplían su labor... Todo menos dar al menos un toque de atención a aquellos que portaban banderas oficiales para torear, incluso rompiéndose las mismas en alguna maniobra (al igual que tampoco multan a gente que tira petardos o piedras al animal, cosa que tampoco está permitido).

Conclusión: si se quiere destrozar una bandera de este país, hay que ir a un acto con toro, que además de "cultura" (tiene IVA cultural, no porque yo lo catalogue de cultura), la autoridad encargada NO dará parte.

Y una cosa curiosa. En estos actos siempre he visto más la bandera de franjas, seguida por la bandera con el toro y, en tercer lugar y excasas, aunque no inexistentes, la del escudo. Pero jamás he visto torear con una bandera preconstitucional o franquista (vamos, la del aguilucho). ¿Curioso, no?

2 comentarios:

BRAGAOMEANO dijo...

¿ Y que quieres que vea el toro al Águila S. Juan y en lugar de embestir
salga corriendo ?

UNA CERVEZA dijo...

En eso tienes razón Bragaomeano... Pero quizás no sufriría tanto (si le da un infarto o tolozón al ver la bandera) como con su cruel muerte en la plaza o, en su defecto, en los toriles. Aunque, lo mismo, sufriría más. Quizás sea mejor no experimentar en estos terrenos por el bien del bicho.
Saludos

Llegas tarde